BUSCADOR DE INFORMACIÓN

Cargando...

jueves, 13 de enero de 2011

EL BAMBÚ COMO ALIMENTO

El bambú, además de servir como material de construcción o de decoración, también es comestible.

Exposición de sus propiedades como alimento y forma de cocción.

El bambú es una gramínea que habita en todos los continentes aunque es más frecuente en clima tropical y templado. Existen miles de variedades aunque no todas son de uso gastronómico. Las variedades utilizadas en gastronomía pertenecen al género Phyllostachys, siendo la especie más utilizada el bambú chino o Phyllostachys pubescens.

La parte comestible de la planta son los brotes tiernos. Es alimento básico de algunos mamíferos como los osos panda y los elefantes asiáticos. Entre sus nutrientes destaca su alto contenido en fibra y especialmente su gran aporte de silicio, y sus propiedades principales derivan de estas características:

-Es remineralizante, debido al silicio.
-Es saciante, debido a su alto contenido en fibra.
-Puede ser suavemente laxante, también debido a su alto contenido en fibra.

Debido a estas tres propiedades es recomendable para problemas osteoarticulares (como artrosis, descalcificación, reumatismo, artritis, etc.) y dietas de adelgazamiento. Esto último gracias a su efecto saciante, bajo contenido calórico y el efecto de la fibra que disminuye la absorción de grasas y azúcares (además de regular el tránsito intestinal, lo que favorece un estado de actividad mayor).

Los brotes de bambú se preparan quitándoles la piel más exterior e hirviéndolos durante aproximadamente 30 minutos.

Se comercializan generalmente ya hervidos y envasados (en bote o lata) en sal muera aunque también se pueden encontrar frescos.

Diego Ortega

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada